Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

Seguimos confinados, en nuestras casas, bajo el techo que nos protege. Pero ¿qué pasa con las personas que no tienen hogar? Tienen nombre, apellido, rostro y corazón. Es el mensaje que hoy queremos decir desde los proyectos de acompañamiento a personas sin hogar de Cáritas.

 

Cáritas Madrid. 22 de mayo de 2020.- ¿Recuerdas aquel 14 de marzo, día en el que se declaró el estado de alarma? Aquel día nos anunciaron que solo íbamos a salir de casa para movimientos justificados, que solo podíamos parar los contagios por Covid-19 si nos protegían las cuatro paredes y el techo bajo el cual dormimos. ¿Qué sintieron las personas que se han quedado sin casa? Cáritas Diocesana de Madrid fue una de las instituiciones que, en colaboración con muchas otras entidades y con los servocios sociales, nos pusimos manos a la obra para acoger a aquellas personas que más allá de ser una cifra tenían rostro, nombre, apellidos... y corazón. Iniciamos con ellos un proceso de acompañamiento en el confinamiento que día a día enriquece a todos y que ahora queremos visibilizar con un video en el que hemos participado 30 Cáritas Diocesanas, con la colaboración de "Con tu aire en mis adentros" que varios grupos cristianos han realizado  para la campaña #CadaGestoCuenta.